Sin categoría

El margen del gasóleo aumentó un 12,5% en junio y el de la gasolina un 11,5%

Posted on Actualizado enn

El margen bruto medio del gasóleo experimentó en junio un incremento del 12,5% con respecto al mes anterior, o de 1,97 céntimos de euro por litro, mientras que el de la gasolina aumentó un 11,5%, o 1,84 céntimos de euro por litro, según el último informe de distribución de carburantes en estaciones de servicio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Así, el margen bruto obtenido por los operadores se situó en 17,8 céntimos de euro por litro, tanto para el caso de la gasolina como para el gasóleo.

En junio, el precio promedio en Península y Baleares de los carburantes aumentó por tercer mes consecutivo. De esta manera, el del gasóleo creció un 0,9% (+1,13 céntimos por litro), hasta situarse en los 1,24 euros el litro, mientras que el de la gasolina se incrementó también un 0,9% (+1,22 céntimos por litro), hasta los 1,335 euros por litro.

Estos movimientos al alza en los precios coincidieron con los experimentados por las cotizaciones internacionales, que llevaron así en junio al gasóleo y la gasolina a sus máximos desde 2014 y 2015, respectivamente.

SEGUNDO Y SÉPTIMO PRECIOS MÁS ALTOS ANTES DE IMPUESTOS DE LA UE.

España se mantuvo en el segundo puesto en el ranking de precios antes de impuestos más altos de la UE para la gasolina 95. Respecto al ranking del gasóleo A, España descendió de la quinta a la séptima posición.

En lo que se refiere al ámbito provincial, las provincias del País Vasco, encabezadas por Guipúzcoa, fueron las que registraron los precios antes de impuestos más altos para ambos carburantes.

Asturias fue, después de tres meses, la provincia peninsular con precios más altos en gasolina 95, seguida de A Coruña y Málaga, mientras que para el gasóleo, Galicia volvió a ser la Comunidad Autónoma con precios más caros.

En su informe, la CNMC destaca que la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 introduce modificaciones en relación a la fiscalidad aplicable a los hidrocarburos líquidos, integrando, con efectos 1 de enero de 2019, el tramo autonómico con el tramo estatal en un único impuesto denominado ‘tipo especial’ que será de aplicación por igual en toda la Península y Baleares.

Así, el tramo autonómico se integrará adquiriendo su valor máximo (0,048 céntimos por litro para gasolinas, gasóleo A y querosenos; 0,012 euros por litro para gasóleos B y C y 0,002 euros por kilogramo para fuelóleos).

En la actualidad, las comunidades autónomas en las que no es de aplicación el gravamen autonómico son Castilla y León, Navarra, La Rioja, Cantabria y País Vasco.

En lo que se refiere a las estaciones de servicio, las integradas en la red de distribución de BP marcaron los precios promedio más altos, tanto para la gasolina 95 como para el gasóleo A.

Mientras, las estaciones de servicio vinculadas a Repsol fueron las que menos incrementaron los precios y las independientes las que trasladaron los mayores aumentos.

Anuncios

Adiós a la Gasolina 95, el Diesel y la 98: los porqués de una medida que cambiará las gasolineras d e Europa a partir de octubre

Posted on

Estamos a punto de vivir el mayor cambio de las gasolineras desde que desterramos el plomo al cajón de la historia. El 12 de octubre de 2018, las gasolineras de Europa amanecerán repletas de nuevos nombres y etiquetas y frases como “ponme 30 de 95” se convertirán en reliquias del pasado.

Las gasolinas pasarán a llamarse E5, E10 o E85; el diésel, B7, B10 o XTL; y los gases, H2, CNG o LPG. Pero el cambio va mucho más allá de eso. Lejos de quedarse en una cuestión terminológica, lo que nos viene es un ambicioso plan de reformas que permitan avanzar hacia la gran obsesión europea: dejar de depender del petróleo. ¿Vamos por el buen camino?

El larguísimo adiós (al petróleo)

Industry Petroleum Oilfield Pump Jack Fuel Oil 848300

La obsesión de Europa con el petróleo viene de lejos: hunde en sus raíces en la victoria de los motores de combustión interna frente a los eléctricos en el transporte por carretera, pero se incuba en la década de los 60 y estalla con una virulencia descomunal tras la crisis del 73, cuando un buen número de países de la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo decidieron cortar el grifo del crudo a Europa Occidental y EEUU.

Durante la historia de la Unión, los intentos por reducir la dependencia del petróleo de Oriente Medio y, más tarde, del gas ruso han sido una constante. A principios de la década, los propios objetivos de la Comisión Europea apostaban una reducción del 60% de las emisiones del transporte con respecto a los niveles de 1990.

Para conseguirlo, había que hacer dos cosas: promover los combustibles (y las fuentes de energía) alternativos y desarrollar las infraestructuras adecuadas. Y ninguna de las dos cosas es sencilla. Todos estamos convencidos (o, al menos, esperamos) que la electricidad es el futuro. Sin embargo, las inversiones tanto en infraestructuras como en recambio de vehículos suponen una fuerte barrera de cambio.

gasolina nuevas etiquetas

Por eso, y sin abandonar la electrificación, la UE se convenció de que cosas como el hidrógeno, los biocarburantes, el gas natural y el gas licuado de petróleo eran las alternativas con más potencial para sustituir al petróleo a largo plazo. Sobre todo, porque en términos generales, hay mucho que hacer sin grandes inversiones. El metanol y otros alcoholes se pueden introducir (solos o mezclados) en los sistemas actuales con adaptaciones muy pequeñas o sin ellas.

Una directiva muy amplia sin estrategias nacionales fuertes detrás

petroleo

Sin embargo, los problemas no acaban ahí: la principal preocupación de la Unión Europea es la fragmentación del mercado interior que podría suponer la introducción descoordinada de los combustibles alternativos. Es decir, si las empresas comenzaban a introducir estas alternativas a su ritmo, corríamos el riesgo de perder unos años precisos esperando a que el mercado encontrara los estándares.

Además (o como consecuencia de esto), en Bruselas, son muy conscientes de que si no se da la suficiente seguridad jurídica a los inversores las infraestructuras necesarias tardarán mucho en ponerse en marcha, si es que lo hacen en algún momento.

¿Solucionará esto el rompecabezas energético del transporte por carretera? No. O al menos, no del todo. Tampoco es su intención inmediata. Cambiar los nombres a los combustibles es solo la primera fase de una apuesta a largo plazo por una transición energética mucho más radical. Y precisamente esto ha levantado mucha polémica: mover un continente hacia un cambio terminológico que, sobre todo conllevará confusión.

El abandono del petróleo (por combustibles alternativos) que se prepara es tan a largo plazo que nadie tiene claro si podrá consumarse finalmente. Sobre todo, si las baterías se empeñan en cambiar el transporte por carretera.

Addenda: ¿Qué significan las nuevas etiquetas?

gasolina nuevas etiquetas

Como me comentan en comentario, puede ser interesante saber qué significan las nuevas etiquetas. Aquí hay un resumen de las nuevas etiquetas (extraído de los comentarios de Motorpasión y el debate posterior).

  1. Círculo: Gasolina.

    1.1. E: Etanol.

    1.1.1. E5: Que el coche acepta gasolina con un 5% de etanol.

    1.1.2. E10: Que el coche acepta gasolina con un 10% de etanol.

    1.1.3. E85: Que el coche acepta gasolina con un 85% de etanol.

  2. Cuadrado: Gasoil.

    2.1. B: Biodiésel.

    2.1.1. B7: Que el coche acepta gasoil con un 7% de biodiésel.

    2.1.2. B10: Que el coche acepta gasoil con un 10% de biodiésel.

    2.2. XTL: Que el coche acepta diésel parafínico.

  3. Rombo: Gases.

    3.1. H2: Hidrógeno.

    3.2. CNG: Gas Natural Comprimido.

    3.3. LPG: Gas Licuado de Petróleo.

    3.4. LNG: Gas Natural Licuado

https://www.xataka.com/energia/adios-gasolina-95-diesel-98-porques-medida-que-cambiara-gasolineras-europa-partir-octubre

Guerra en las gasolineras desatendidas EN GALICIA

Posted on Actualizado enn

Portada_gasolinera.jpg

La Federación Gallega de Estaciones de Servicio (FEGAES) ha exigido hoy que se produzca un endurecimiento en la regulación de las gasolineras desatendidas de la comunidad. Piden que aquellas que carecen de personal, tanto en surtidores como en tienda, obtengan un cambio básicamente en cuestiones relacionadas con la seguridad y el empleo.

Según EFE, desde esta federación, que engloba a más de 300 estaciones de servicio y 2.300 empleados, apuntan que la normativa no puede ser la misma para las gasolineras desatendidas. En Galicia hay implantadas seis de estas, tres en la provincia de A Coruña y otras tantas en la de Lugo. En toda España ascienden a 560.

Benigno Redondo, presidente de FEGAES, ha tachado de «disparate» que se delegue en el cliente de las estaciones desatendidas, la responsabilidad ante una eventual incidencia, como por ejemplo un vertido o un incendio.

Julio López, secretario de la federación, ha apuntado a otra razón de seguridad, la ausencia de envases homologados para acarrear combustible, con lo que un cliente puede llevarse la cantidad que quiera, sin las restricciones que hay en las estaciones de servicio tradicionales, y en el envase que elija, como si es «una bolsa de plástico».

También aluden desde FEGAES a la discriminación sufrida por las personas con movilidad reducida en las, también denominadas, gasolineras «fantasma» y a la capacidad de destrucción de empleo de las mismas, a razón de 5,4 empleados menos por cada una que abre.

Todas estas cuestiones se las han trasladado a la Xunta en sendos informes en 2016 y 2017, sin que hasta la fecha hayan recibido una respuesta, según han denunciado.

Fara Pérez, vicepresidenta de la federación, ha enfatizado que no están en contra de las gasolineras desatendidas sino que reclaman de la administración gallega que las legisle específicamente.

En siete comunidades autónomas, Andalucía, Aragón, Castilla La Mancha, Baleares, Murcia, Navarra y Comunidad Valenciana, se exige la presencia de personal en todas las estaciones de servicio mientras estén abiertas.

Frente al argumento de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de que las gasolineras desatendidas ayudarían a bajar los precios de los carburantes, Fara Pérez ha esgrimido que la supresión de trabajadores en los puntos de cobro de peaje no han implicado una reducción de las tarifas.

Ahora bien, Benigno Redondo ha reconocido que el diferencial de costes entre las estaciones tradicionales y las «fantasma» se explica en disponer o no de personal en las instalaciones.

El presidente de FEGAES ha negado que el elevado precio de los carburantes en Galicia se deba a falta de competencia y ha avanzado que han encargado un informe a un auditor externo sobre la situación del sector cuyos resultados se conocerán dentro de un mes.

Ha estimado que en el caso de se llegue finalmente a equiparar el llamado céntimo sanitario en toda España, que en el bolsillo del consumidor de Galicia se traduce en 5,8 céntimos más, IVA incluido, ya no habrá «tantas diferencias» con respecto a otros territorios.

Ha abundado en que el céntimo sanitario le ha hecho «mucho daño» a las gasolineras gallegas, especialmente a las limítrofes con otras comunidades autónomas con menor carga impositiva.

Ver en: http://www.abc.es/espana/galicia/abci-guerra-gasolineras-desatendidas-201806071426_noticia.html

Los carburantes se disparan un 11% en mayo y llevan el IPC al 2,1%

Posted on

El pasado mes de mayo, la tasa de inflación se disparó hasta el 2,1%, desde el 1,1% del mes anterior, por culpa de los combustibles, según ha informado hoy el INE, que ha corregido una décima al alza el dato adelantado hace dos semanas. Según el organismo estadístico, los carburantes se encarecieron un 4,1% el mes pasado, lo que contrasta con la caída del 2,5% del mismo mes de 2017, con lo que la subida interanual se aúpa al 11%. Con esta subida, la partida de transporte registra un aumento del 5,1% en los últimos 12 meses, más de tres puntos por encima del mes anterior, y es la que más contribuye a la subida del IPC, aportando casi la mitad de la subida. La otra casilla que empuja al IPC es la de vivienda, que sube un punto y medio, hasta el 2,3%, por el encarecimiento de la luz, que se sitúa en el 6,4% interanual.

En una economía tan dependiente del petróleo como la española, la espiral alcista del crudo en los últimas semanas tenía que reflejarse en el IPC. Lo ha hecho en mayo. El precio de los carburantes y lubricantes para vehículos personales es un 11% superior al registrado hace 12 meses, merced a una subida mensual dle 4,1% (4,3% del gasóleo, hasta el 12,7% interanual y del 3,9% de la gasolina, hasta el 9% anual).

Los boletines petroleros de la UE ya venían anunciándolo: según el último, del 4 de junio, el litro de gasolina costaba de media en España 1,33718 euros el litro, un 3,9% más que en el del 7 de mayo. Por su parte, el gasóleo subió un 4,3%, hasta 1,24256 euros el litro.

https://elpais.com/economia/2018/06/13/actualidad/1528873581_307184.html

Las gasolineras ‘low cost’ se lanzan a por camiones y furgonetas para quitar más mercado a las petroleras | Economía

Posted on Actualizado enn

Las estaciones de servicio desatendidas o popularmente denominadas low cost han iniciado una nueva batalla en el Tribunal Supremo contra el Gobierno para intentar atraer a sus puntos de suministro a miles de camiones y furgonetas de reparto. La patronal Aesae ha interpuesto un recurso ante el Tribunal Supremo contra la limitación que prohíbe hacer repostajes superiores a los 75 litros en estas gasolineras por cuestiones de seguridad, incluida en el real decreto 706/2017 a través del cual se modificó la operativa de estas instalaciones.

Los principales grupos de estaciones desatendidas buscan atraer a los transportistas profesionales para dar un nuevo impulso a sus ventas y seguir recortando cuota de mercado a las grandes petroleras. Su objetivo prioritario no son las grandes flotas de camiones, cuyo repostaje suele realizarse al por mayor en diferentes puntos a lo largo de sus rutas nacionales e internacionales, sino las furgonetas de reparto con depósitos próximos a los 100 litros y cuya actividad está creciendo por el fuerte auge del comercio electrónico.

Aesae alega en su recurso que la limitación de los 75 litros «carece de justificación y motivación y conculca de forma clara y palmaria el derecho comunitario en lo que se refiere a los principios de libertad de establecimiento y libre prestación de servicio», según el texto al que ha tenido acceso EL MUNDO. La patronal argumenta que la limitación no estaba incluida en el texto original del reglamento que había sido analizado por el Consejo de Estado antes de su aprobación, lo que genera al sector una situación de vulnerabilidad frente a las gasolineras tradicionales.

La Abogacía del Estado se ha defendido en el propio Supremo de las acusaciones de Aesae explicando que la barrera de los 75 litros se introdujo a lo largo de los dos años que transcurrieron desde que el Consejo de Estado dio el visto bueno al reglamento hasta su aprobación en el Consejo de Ministros escoba del verano de 2017. En su contestación a la demanda, esta parte señala que el cambio llegó después de que «las principales asociaciones del sector propusieran mejoras orientadas a mejorar la seguridad de las instalaciones», lo que desde Aesae ven como una maniobra de su competencia para frenar su entrada.

«La limitación de tiempo de suministro y volumen en las instalaciones desatendidas es una medida de seguridad, cuanto menor sea el volumen que se pueda repostar de una sola vez, menor será el daño en caso de que se produzca un siniestro», justifica la defensa del Estado. Además, el escrito asegura que en ningún caso esto supone un límite a la hora de echar carburante al vehículo, ya que «si necesita más capacidad puede realizar sucesivos repostajes, lo que puede ocasionar una ligera molestia que se ha estimado mínima comparada con el incremento de seguridad que se considera produce esta limitación».

Las gasolineras desatendidas han experimentado un fuerte crecimiento en España tras la liberalización del sector aprobada en el año 2013. Actualmente hay más de 500 puntos de suministro sin personal por el conjunto de la geografía nacional, a pesar de las barreras con las que se encuentran en algunas autonomías.

Estas empresas han logrado arrancar cuota a las petroleras tradicionales ofreciendo descuentos de hasta 10 céntimos por litro con respecto al precio medio del mercado. Algunas de las principales cadenas como Ballenoil rozan ya las 100 gasolineras y se sitúan como uno de los principales operadores del sector por detrás de Repsol, Cepsa o BP. Le siguen otros grupos con decenas de surtidores como Petroprix o GasExpress.

El margen de las petroleras descendió en marzo pero sigue por encima de la UE

Posted on

El margen bruto de las petroleras descendió en marzo, un 8,3 % en la gasolina súper y un 5,8 % en el gasóleo, aunque sigue estando por encima del indicador promedio de la Unión Europea (UE), según el informe de carburantes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El informe, dado a conocer hoy, analiza la evolución de los precios de los combustibles en marzo, en el que el precio de la gasolina bajó un 0,5 % y el gasóleo un 0,4 %.

El margen bruto de distribución engloba los costes asociados a la distribución del carburante desde la refinería o los puertos hasta la estación de servicio, así como la rentabilidad del operador mayorista y distribuidor minorista, además de otros costes derivados de obligaciones como el mantenimiento de existencias mínimas de seguridad o la comercialización de biocarburantes con fines de transporte.

El margen bruto medio mensual de la gasolina súper 95 disminuyó en 1,55 céntimos en marzo y se situó en 17,2 céntimos, mientras que el del gasóleo bajó 1,08 céntimos hasta los 17,4 céntimos.

A pesar del descenso de dicho margen en marzo, el de la gasolina súper 95 en España fue superior en 7,2 céntimos de euros el litro al indicador de la UE y la diferencia con el mismo se incrementó un 33,8 % con la que hubo el mes anterior.

En el gasóleo, el margen bruto medio en España fue superior en 5,7 céntimos de euros el litro al indicador de la UE, con lo que la diferencia fue un 23,6 % superior a la registrada en febrero.

En relación a Francia, en marzo el margen bruto fue superior en 4,3 céntimos de euros en la gasolina súper 95 y en 4,9 céntimos en el gasóleo.

La diferencia con Alemania en el margen bruto fue aún mayor, de 10,3 céntimos en la gasolina súper 95 y en 6,8 céntimos el litro en el gasóleo.

En cuanto a los precios antes de impuestos de la gasolina en España, en marzo superaron los de la media europea y fueron 6,3 céntimos más caros que en la zona euro, aunque los de venta al público estuvieron 15,2 céntimos por debajo.

Los precios antes de impuestos del gasóleo en España superaron los de la media europea y fueron 4,1 céntimos más altos que los de la zona euro, mientras que los de venta al público se situaron 11,2 céntimos por debajo.

España fue el segundo país de la UE con la gasolina más cara antes de impuestos en marzo y el quinto en el caso del gasóleo.

En marzo, la evolución de los precios de venta al público de los carburantes fue desigual, ya que, aunque hasta mediados de mes bajaron, a partir de ese momento iniciaron una tendencia al alza que se mantiene hasta hoy.

Según el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), en la última semana de abril los precios de la gasolina han subido en España un 0,55 % y los del gasóleo un 0,59 %, con lo que se mantienen en los niveles del verano de 2015 que alcanzaron hace ya unas semanas.

Los usuarios de CASTILLA Y LEÓN pagarán 124 millones más al año por repostar

Posted on

Los Presupuestos del Estado para el año 2018, que todavía el Gobierno busca cómo aprobar, incluyen un apartado denominado «integración del tipo impositivo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos en el tipo estatal especial». Actualmente, los gasóleos y gasolinas tienen una carga impositiva estatal de 2,4 céntimos de euro por litro, que es general para toda España. Además, algunas comunidades autónomas añaden un tipo autonómico a mayores del que impone el Estado, una carga que oscila entre los 2,4 céntimos y los 4,8 céntimos, pero otras –y es el caso de Castilla y León– no incluyen esta carga autonómica. El Gobierno plantea ahorahttp://www.elnortedecastilla.es/economia/carburantes-subiran-castilla-20180426213225-nt.htmles decir, aplicarlo por igual en todas las regiones (salvo Canarias, que tiene un régimen especial). El nuevo tipo impositivo, que alcanzará así los 7,2 céntimos de euro por litro, se aplicará en todas las estaciones de servicio de España a partir del 1 de enero de 2019.

Esta medida, que busca eliminar las diferencias fiscales entre unas comunidades autónomas y otras, eleva además la recaudación. Algo que también se nota en el bolsillo de los conductores. En Castilla y León, los usuarios de las estaciones de repostaje pagarán alrededor de 124,5 millones de euros más cada año por la nueva carga impositiva. En la comunidad se vendieron en el último año 1,82 millones de toneladas de gasóleo y 274.000 toneladas de gasolina. Estimando una distribución y unos volúmenes de venta similares, basta una simple multiplicación para calcular el importe total del nuevo impuesto. Los consumidores de gasóleo en la región pagarán, en su conjunto, unos 105,2 millones de euros más al año, y los de gasolina aportarán 19,3 millones.

Continuar leyendo en EL NORTE DE CASTILLA