PROCEDIMIENTO BÁSICO PARA LA CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA DE LOS EDIFICIOS

Posted on Actualizado enn

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto que establece el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

Este cambio normativo actualiza las condiciones técnicas y administrativas del proceso para la certificación energética de los edificios y responde a la adecuación de la normativa española a las nuevas necesidades y retos adquiridos para alcanzar el objetivo de descarbonización a 2050.

El Certificado de Eficiencia Energética recoge la información más relevante sobre la situación energética de cada inmueble y desempeña un papel estratégico en la mejora de la calidad de la información energética y la valoración de su rendimiento, elementos clave para evaluar la toma de decisiones que afecten al edificio.

Este Real Decreto regula la metodología y definiciones técnicas para el cálculo de la calificación energética, así como la documentación exigible para tramitar la certificación energética de los edificios. Además, fija el contenido mínimo del Certificado de Eficiencia Energética y las condiciones para obtener la etiqueta de eficiencia energética de los edificios.

La norma, que adapta la certificación energética a la normativa europea mediante la transposición parcial de la Directiva 2018/844, actualiza las obligaciones de los promotores y los propietarios de edificios en cuanto a las características técnicas que deben cumplir los inmuebles en materia de certificación energética, tanto en relación con los proyectos de edificación como con las obras terminadas.

Mayor eficiencia, transparencia y control

El real decreto promueve la activación de medidas de mejora de la eficiencia energética de los edificios, en línea con los objetivos del Plan Nacional de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), que establece como objetivo a 2030 la rehabilitación de 1.200.000 viviendas reduciendo la dependencia energética y las emisiones de los edificios.

Al mismo tiempo, este cambio normativo será clave para la promoción y puesta en marcha de medidas de mejora de la eficiencia energética de los edificios, a través de las actuaciones en materia de rehabilitación de vivienda, regeneración urbana y modernización de la Administración Pública contempladas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La aprobación de esta norma también tiene el objetivo de mejorar la transparencia en la información a compradores y usuarios mediante el Certificado de Eficiencia Energética de edificios y el nuevo Registro Administrativo Centralizado de informes de evaluación energética, que recogerá la información remitida por las comunidades autónomas en esta materia.

De igual manera, se incorporan mejoras en aspectos de digitalización y acceso de la información relativa a la energía edificatoria, dinamizando y permitiendo impulsar las actuaciones de rehabilitación energética de los edificios.

Asimismo, este real decreto actualizará los mecanismos de seguimiento y control por parte de las administraciones públicas, agentes del sector y usuarios, a través de la Comisión asesora para la certificación de eficiencia energética de los edificios.

Ampliación de la certificación obligatoria

La aprobación de este real decreto amplía el parque de edificios obligados a disponer de una certificación de eficiencia energética. De esta manera, aquellas construcciones con una superficie útil total superior a 500 m2 y destinadas a un uso administrativo, sanitario, comercial, residencial público, docente, cultural, recreativo, logístico, hostelero o deportivo deberán tener su Certificado de Eficiencia Energética.

Lo mismo ocurre con los edificios ocupados por una administración pública con una superficie útil total superior a 250 m2, independientemente de la frecuencia y afluencia de público en el mismo. Se trata de una medida que supera los mínimos exigidos a nivel comunitario, en línea con el compromiso de la Administración Pública con la eficiencia energética de los edificios.

A su vez, aquellos inmuebles que deban pasar obligatoriamente la Inspección Técnica del Edificio (ITE) y rehabilitaciones energéticas en los próximos años también estarán obligados a disponer de esta certificación de eficiencia energética.

Actualización y mejora de procedimientos

La aplicación del real decreto regula las visitas presenciales de los técnicos competentes, que deberán revisar al menos una vez cada edificio para verificar las condiciones de eficiencia energética para emitir el certificado.

La nueva norma distingue entre certificación de eficiencia energética de proyecto y de obra terminada, al tiempo que reduce de 10 años a 5 años el periodo de validez de los certificados de peor calificación energética. Además, se establece también la obligación, tanto de particulares como de empresas, de mostrar la calificación energética en la publicidad de alquiler o venta de los edificios.

https://www.boe.es/eli/es/rd/2021/06/01/390/dof/spa/pdf

Modificación de la Ley de Impuestos Especiales

Posted on

El Gobierno ha analizado en el Consejo de Ministros el anteproyecto de ley por el que se modifica la Ley de Impuestos Especiales y otras normas tributarias, que ahora será sometido al trámite de información pública.

El texto transpone tres directivas europeas, como los procedimientos que se recogen en el Código Aduanero de la Unión Europea, y avanza en la coordinación de los procedimientos y de los impuestos especiales.

Como novedad, ha destacado Montero, se refuerza el control para atajar una modalidad de fraude en el ámbito del Impuesto sobre Hidrocarburos que consiste en realizar pequeñas modificaciones en la composición de los carburantes, especialmente el gasóleo, para evitar el pago del gravamen.

Real Decreto 205/2021, de 30 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto 1085/2015, de 4 de diciembre, de fomento de los biocarburantes, y se regulan los objetivos de venta o consumo de biocarburantes para los años 2021 y 2022.

Posted on

El fomento del uso de biocarburantes como fuente renovable de energía constituye una de las vías de actuación en el marco nacional y europeo en la transición energética hacia la descarbonización de la economía. La implementación de objetivos anuales de venta o consumo de biocarburantes, con la promoción específica de los biocarburantes avanzados y aquellos que reduzcan al máximo las consecuencias del cambio directo e indirecto del uso de la tierra, ha venido contemplándose como una medida eficaz de transición hacia vías renovables de suministro de combustible, especialmente en el sector del transporte, recogiéndose su importancia tanto en el compendio normativo de fomento de las energías renovables impulsado desde la Unión Europea, como recientemente a nivel nacional en el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para el periodo 2021-2030.

Esta medida de fomento administrativo se consolida en la actualidad sobre la base de una importante batería de antecedentes legislativos, partiendo de la norma referencial en la materia, la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos, que estableció en su disposición adicional decimosexta la implementación de objetivos anuales de biocarburantes y otros combustibles renovables con fines de transporte hasta el año 2010, habilitando al Gobierno a modificar dichos objetivos, así como a establecer objetivos adicionales.

Ver documento completo: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2021-5034

El Supremo decidirá si devuelve 5.000 millones en impuestos de hidrocarburos

Posted on

El Tribunal Supremo decidirá sobre la devolución del tramo autonómico del Impuesto especial de hidrocarburos, el heredero del céntimo sanitario. Según explican desde Fide Tax & Legal, la decisión del Alto tribunal puede abrir la puerta a devoluciones de entre 4.000 y 5.000 millones de euros en un conflicto que se viene arrastrando desde el año 2013 y que siguen atentamente tanto las grandes petroleras, las estaciones de servicio como las empresas de transporte.

El Abogado del Estado presentó el 15 de enero de 2020 un recurso de casación contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en la que se reconocía el derecho a reclamar ante la Oficina gestora de Impuestos especiales de Málaga la devolución de dicho tramo autonómico.

El Supremo acaba de dictar ahora un auto en el que considera que “el asunto ya presenta un interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia” y porque “afecta a un gran número de situaciones, bien en sí misma o por trascender del caso objeto del proceso y porque nos encontramos ante una cuestión que necesita de un pronunciamiento de este Tribunal Supremo que esclarezca los interrogantes suscitados por la administración recurrente, sobre la legitimación del consumidor final, a quien se le ha repercutido el impuesto no por disposición u obligación legal sino por decisión unilateral de la persona o entidad titular de la estación de servicio, para solicitar la devolución de ingresos indebidos de las cuotas ingresadas en concepto de IEH”.

Básicamente, el Tribunal Supremo quiere dar respuesta a la cuestión nuclear de determinar si un consumidor final está legitimado para solicitar la devolución de eventuales ingresos indebidos en el caso de que las cuotas ingresadas fueran devengadas por el Impuesto sobre Hidrocarburos.

El Impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos -el conocido como céntimo sanitario- fue derogado el 29 de junio de 2012, pese a que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó sentencia, declarándolo contrario a la legislación europea el 27 de febrero de 2014.

Para no eliminarlo completamente, el 1 de enero de 2013 entró en vigor la modificación en la que se estableció un tipo estatal y uno autonómico. El tramo estatal tenía a su vez un tipo general y un tipo especial, cediéndose a las comunidades autónomas el 58% del tipo general y la totalidad del tipo especial, así como la recaudación del autonómico. Y en 2019 los tramos autonómicos se homogeneizaron para evitar estos problemas legales.

Según un informe elaborado por Fide, “en la práctica esta maniobra legislativa tuvo como único fin la reubicación del IVMDH -el céntimo sanitario- dentro del tipo impositivo del Impuesto sobre Hidrocarburos” y concluyen que esta regulación “es contraria a la normativa comunitaria en materia de impuestos especiales”.

La reclamación de este impuesto, al no resultar prácticamente en ningún caso finalista, corresponde a los llamados “sujetos pasivos”, pero su coste se traslada a los consumidores en el precio del carburante en las estaciones de servicio.

Ver en https://www.eleconomista.es/energia/noticias/11025863/02/21/El-Supremo-decidira-si-devuelve-5000-millones-en-impuestos-de-hidrocarburos-.html

Los márgenes brutos de gasolina 95 y gasóleo A aumentaron en agosto

Posted on Actualizado enn

Durante el pasado mes de agosto el margen bruto promedio de la gasolina 95 aumentó un 1% (+ 0,24 céntimos de euro por litro) respecto a julio de este año, hasta situarse en 23,5 céntimos de euro por litro, mientras que el del gasóleo A creció un 5,1% (+ 1,15 céntimos de euro por litro) frente al séptimo mes de este año, hasta situarse en 23,7% céntimos de euro por litro. Así queda reflejado en el informe mensual de supervisión de la distribución de carburantes en estaciones de servicio correspondiente a agosto del presente año, elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y hecho público el 8 de octubre.

A lo largo del octavo mes de 2020 los impuestos supusieron el 57,6% del precio de venta al público de la gasolina 95 y el 52,8% del gasóleo A. Las cotizaciones internacionales del producto de referencia tuvieron una incidencia del 22,2% y 24,9%, respectivamente, de los respectivos PVPs, mientras que los márgenes brutos promedios de distribución fueron responsables, respectivamente, del 20,2% y 22,3% restante.

Ambos incrementos coincidieron con un aumento del precio de venta al público promedio de la gasolina 95 del 0,3% (se situó en 1,174 euros por litro) y del 0,2% el del gasóleo (1,070 euros por litro).

Durante el periodo analizado, España se mantuvo en el tercer puesto en el listado de precios antes de impuestos más altos de la UE para la gasolina 95. Respecto a la clasificación del gasóleo A, España descendió de la séptima a la octava posición.

En agosto, el precio de venta al público de la gasolina 95 se mantuvo en general estable a lo largo de todo mes, si bien con una ligera tendencia al alza. El valor mínimo mensual se registró el día cuatro (1,165 euros por litro) y el máximo el día veintiocho (1,184 euros por litro). La horquilla de variación máxima no superó, por tanto, los 1,9 céntimos de euro por litro. La mayor variación diaria registrada fue del + 0,34%.

Por lo que respecta al gasóleo A, en agosto el precio promedio en la península y Baleares aumentó ligeramente un 0,2% (+0,21 céntimos de euro por litro) por tercer mes consecutivo, hasta situarse en 1,070 euros por litro.

El PVP diario del gasóleo A, al igual que el de la gasolina 95, se mantuvo estable a lo largo de todo el mes, aunque se alternaron más subidas y bajadas que en la gasolina 95. El valor máximo mensual se registró los días 14, 15 y 17 (1,072 euros por litro) y el mínimo el día cuatro (1,066). La horquilla de variación máxima no superó, por tanto, los 0,6 céntimos de euro por litro. La mayor variación diaria registrada fue del 0,28%.

El diferencial promedio de precios gasolina 95-gasóleo A aumentó ligeramente con respecto al valor del mes anterior, por cuarto mes consecutivo, situándose en 10,4 céntimos de euro por litro.

Análisis provincial

En agosto de 2020, Guipúzcoa, por segundo mes consecutivo, volvió a situarse como provincia peninsular con los precios de venta al público más altos en gasolina 95. Le siguieron en la clasificación Madrid, que con el segundo lugar se situó en su posición más alta para 2020, y Álava. Respecto a la parte baja del listado, Murcia, por segundo mes consecutivo, se situó como provincia con los PVPs más bajos para este carburante, seguida de Almería y Lérida.

En relación al gasóleo A, al igual que en gasolina 95, Guipúzcoa y Madrid fueron las provincias peninsulares con PVPs más altos por segundo mes consecutivo, seguidas por Asturias. Respecto a la parte baja del ranking, Lérida, por primera vez en 2020, se situó como provincia con PVPs más reducidos, seguida de Murcia y Almería.

Variación de los márgenes brutos por provincia

Con respecto a la gasolina 95, en un entorno de aumento global del margen, los mayores ascensos se registraron en Ávila, Cuenca y Ciudad Real. Por el contrario, en Lérida, Cantabria y Tarragona, entre otras provincias, el margen se redujo.

En relación al gasóleo A, de forma similar, pero más acusada que en gasolina 95, la tendencia fue de subida del margen. Los mayores incrementos se registraron en las provincias de Granada, Valencia y Ávila. Los aumentos más reducidos tuvieron lugar en las provincias de Lérida, Guadalajara y Tarragona.

Comparación con Europa

En agosto de 2020 el margen bruto promedio en España fue superior al indicador correspondiente de la Zona Euro en 4,9 céntimos de euro por litro para la gasolina 95 y en 4,6 céntimos de euro por litro para el gasóleo A. Las diferencias fueron inferiores a las registradas el mes anterior para la gasolina 95 (-2,6%) y superiores para el gasóleo A (+1,4%).

En cuanto a las diferencias con los indicadores de dos de los países más relevantes de la Zona Euro, cabe destacar que, en relación a Francia, en agosto de 2020, el margen bruto en España fue superior en 8,0 céntimo de euro por litro para la gasolina 95 y en 8,5 céntimos de euro por litro para el gasóleo A. Estas diferencias fueron superiores a las registradas el mes anterior para ambos carburantes. Con respecto a Alemania, el margen bruto en España se situó, para la gasolina 95 y el gasóleo A, 4,4 y 4,1 céntimos de euro por litro por encima, respectivamente. Las diferencias fueron inferiores a las registradas el mes anterior para la gasolina 95 y superiores para el gasóleo A.

Precios en los países de la Unión Europea

En agosto del año de la pandemia los precios antes de impuestos de la gasolina 95 en España superaron a los de las medias europeas (+4,9 céntimos de euros por litro frente a la zona euro y +5,0 céntimos de euro por litro respecto a la Unión Europea). Las diferencias fueron inferiores a las registradas el mes anterior. España se mantuvo tercer puesto en el ranking de precios.

En cuanto a los precios de venta al público de la gasolina 95, en España se situaron por debajo de los de la zona euro (-14,3 céntimos de euro por litro) y la UE (-9,9 céntimos de euro por litro). Las diferencias fueron inferiores a las registradas el mes anterior frente a la zona euro y superiores respecto a la UE.

En el mismo periodo, los precios antes de impuestos del gasóleo A en España superaron a los de las medias europeas (+4,5 céntimos de euro por litro frente a la zona euro y +4,0 céntimos de euro por litro respecto a la Unión Europea). Las diferencias fueron inferiores a las registradas el mes anterior.

España descendió de la séptima a la octava posición del ranking de precios. En agosto de 2020, los precios de venta al público del gasóleo A en España se situaron por debajo de la zona euro (-8,8 céntimos de euro por litro) y la Unión Europea (-6,9 céntimos de euro por litro). Las diferencias fueron inferiores a las registradas el mes anterior frente la zona euro y superiores respecto a la Unión Europea.

Ver original: https://www.interempresas.net/Estaciones-servicio/Articulos/316250-Los-margenes-brutos-de-gasolina-95-y-gasoleo-A-aumentaron-en-agosto.html

La estación de servicio con los carburantes más caros de España sigue estando en Jaén; y lo s más baratos, en Badajoz – CNMC Blog

Posted on

Después de unas vacaciones atípicas (que nos han dejado imágenes de carreteras poco transitadas), llega el momento de hacer balance. A lo largo del verano, ¿se han mantenido estables los precios de los carburantes en las estaciones de servicio?

Como cada mes, la CNMC hace un seguimiento de los carburantes con el fin de conocer y vigilar su evolución (te lo contamos aquí). De hecho, acabamos de publicar el Informe de supervisión de la distribución de carburantes en estaciones de servicio correspondiente al mes de julio.

Jaén y Badajoz, en el pódium del ranking de precios

Os lo contábamos hace poco: en el Informe, hemos incorporado una nueva sección con el Top 25 de las estaciones de servicio más caras y más baratas de Península y Baleares. Y, una vez más, Jaén y Badajoz han ocupado el pódium.

Durante el mes de julio, la estación de servicio de Península y Baleares que presentó el PVP (Precio de Venta al Público) promedio más bajo para la gasolina 95 y el gasóleo A fue una instalación situada en Badajoz.

Por su parte, la estación de servicio con un PVP más alto para ambos carburantes fue (al igual que en los dos meses anteriores) una instalación del municipio de Santo Tome, en Jaén.

Análisis uniprovincial: Guipuzkoa

También hemos incorporado una nueva sección en el informe, llamada “análisis uniprovincial”. El objetivo es analizar mensualmente una provincia donde la evolución del precio de los carburantes haya sido especialmente significativa.

Este mes hemos elegido la provincia de Guipúzcoa por el caso del gasóleo A. Tradicionalmente, Guipúzcoa ha ocupado las posiciones más altas en el ranking de precios. Si bien en los últimos meses fue desbancada por otras provincias, en julio de 2020 volvió a situarse en primer lugar.

En concreto, un total de 117 estaciones de servicio de Guipúzcoa informaron sobre el precio del gasóleo A durante el mes de julio. De ellas, 22 (19%) presentaron un precio medio inferior al promedio de Península y Baleares; y 18 (15%), un precio medio superior al promedio de Península y Baleares e inferior al PVP promedio en Guipúzcoa. Las 77 estaciones de servicio restantes (66%) presentaron un precio por encima del promedio provincial.

Si quieres saber más, accede al Informe de supervisión de la distribución de carburantes en estaciones de servicio de julio de 2020.

https://blog.cnmc.es/2020/09/24/la-estacion-de-servicio-con-los-carburantes-mas-caros-de-espana-sigue-estando-en-jaen-y-los-mas-baratos-en-badajoz/

Nueva edición del Energy Outlook de BP explora los posibles caminos para la transición energética globa l.

Posted on

Nueva edición del Energy Outlook de BP explora los posibles caminos para la transición energética global.
El consumo energético se aleja de los combustibles fósiles y las energías renovables crecen rápidamente a medida que el mundo se sigue electrificando.

La edición de 2020 del Energy Outlook de bp explora los posibles caminos para la transición energética global, cómo pueden evolucionar los mercados energéticos mundiales en los próximos treinta años y las principales incertidumbres que podrían presentar. Con la mirada puesta en 2050 –una década más que en ediciones anteriores– el Outlook se centra en tres principales escenarios.

En todos los escenarios, la demanda energética mundial continúa creciendo durante al menos una parte del periodo analizado. No obstante, en este tiempo, la estructura de la demanda energética cambia radicalmente, así los combustibles fósiles pierden protagonismo a favor de una cuota mayor en energías renovables y al papel más relevante que viene a jugar la electricidad.

En palabras del CEO de bp, Bernard Looney: “Es inestimable la ayuda que nos aporta el Energy Outlook para entender mejor el panorama energético cambiante y juega un papel decisivo en el desarrollo de nuestra nueva estrategia. Este año, el Outlook abarca una década más que en anteriores ediciones, hasta 2050, año en el que pretendemos culminar nuestro compromiso de emisiones netas cero”. “Aunque la pandemia ha reducido drásticamente las emisiones globales de carbono, el mundo sigue por una senda insostenible. Sin embargo, el análisis del Outlook muestra que, con medidas políticas decisivas y más alternativas bajas en carbono, tanto de empresas como de consumidores, la transición energética aún es posible”.

Tres escenarios

El Outlook de 2020 explora la transición energética hasta 2050 utilizando tres escenarios principales. No se trata de predicciones, sino que teniendo en cuenta suposiciones alternativas sobre el contexto político y social, están diseñados para ayudar a explorar los diversos resultados posibles en los próximos 30 años.

  • El escenario Rapid (rápido) asume la introducción de medidas políticas, lideradas por un aumento significativo en los precios del carbono, que resulten en una caída de las emisiones derivadas del uso de la energía en un 70% en 2050 en comparación con los niveles de 2018. Este escenario está en línea con escenarios acordes con la limitación del aumento de las temperaturas globales muy por debajo de los 2 °C para 2100 con respecto a los niveles preindustriales.
  • El escenario Net Zero (emisiones netas cero) asume que las medidas políticas de Rapid están reforzadas por cambios significativos en el comportamiento y preferencias de la sociedad y los consumidores, como una mayor adopción de economías circulares y colaborativas y un cambio a fuentes de energía bajas en carbono. Esto aumenta la reducción de emisiones de carbono en un 95% para 2050. Este escenario está en línea con una serie de escenarios acordes con la limitación del aumento de las temperaturas a 1,5 °C.
  • El escenario Business-as-usual o BAU (sin cambios) asume que las políticas gubernamentales, las tecnologías y las preferencias sociales siguen evolucionando de manera y velocidad similares al pasado reciente. En BAU, las emisiones de carbono derivadas del uso de la energía alcanzan el punto más alto a mediados de la década de 2020, pero no disminuyen de manera significativa, sino que supone una reducción de las emisiones en 2050 inferior al 10% con respecto a los niveles de 2018.

Tanto el escenario Rapid como Net Zero asumen un aumento significativo en los precios del carbono, alcanzando en 2050 los 250 $/tonelada de CO2 en países desarrollados y 175 $/tonelada en economías emergentes, siendo mucho más bajos en el escenario BAU, con un precio del carbono que solamente alcanza una media de 65 $ y 35 $/tonelada de CO2 para 2050 en economías desarrolladas y emergentes, respectivamente.

Renewables lead the transition to a low-carbon energy mix

El economista jefe del grupo, Spencer Dale añade: “El papel del Energy Outlook no es predecir o prever cómo puede cambiar el sistema energético con el tiempo. No podemos predecir el futuro; todos los escenarios abordados en el Outlook de este año estarían equivocados. En vez de eso, el Outlook utiliza los diferentes escenarios para ayudarnos a comprender mejor la incertidumbre a la que nos enfrentamos a medida que el sistema energético evoluciona hacia un mundo con menos emisiones de carbono. Es importante comprender mejor esta incertidumbre para poder diseñar una estrategia sólida y resiliente a los diversos resultados con los que nos podemos encontrar”.

Temas clave del Outlook

Creciente demanda de energía: en los tres escenarios, la demanda mundial de energía va en aumento, impulsada por el aumento de la prosperidad y los niveles de vida en el mundo emergente. La demanda de energía primaria se estanca en la segunda mitad del período previsto en el Outlook en Rapid y Net Zero a medida que se aceleran las mejoras en la eficiencia energética. En BAU, la demanda sigue creciendo a lo largo de todo el período previsto en el Outlook, alcanzando alrededor de un 25% más para 2050.

Reestructuración fundamental de los sistemas energéticos mundiales: la transición a un sistema energético con menos emisiones de carbono da lugar a una combinación energética más diversa, ya que en los tres escenarios se observa una disminución de la participación del sistema energético mundial correspondiente a los hidrocarburos y el correspondiente aumento de las energías renovables a medida que el mundo se va electrificando. La escala del cambio varía significativamente entre los escenarios, con la disminución de la participación de hidrocarburos en la energía primaria de alrededor del 85% en 2018 a entre el 65 y el 20% en 2050 y el aumento de la energía renovable entre el 20%-60%.

Caída de la demanda de petróleo: todos los escenarios prevén una caída de la demanda de petróleo en los próximos 30 años: reducción del 10% para 2050 en BAU, alrededor de 55% de reducción en Rapid, llegando al 80% en Net Zero. En el escenario BAU la demanda se mantiene plana hasta principios de la década de 2020 y tanto en Rapid como en Net Zero, la demanda de petróleo nunca se recupera del todo de la caída causada por el Covid-19. La disminución de la demanda de petróleo se debe a la creciente eficiencia y electrificación del transporte por carretera. En los tres escenarios el uso del petróleo en el transporte alcanza su punto máximo a mediados y finales de la década de 2020. La participación del petróleo en la satisfacción de la demanda de transporte cae de más del 90% en 2018 a alrededor del 80% en 2050 en BAU, al 40% en Rapid y a sólo el 20% en Net Zero.

Gas más resistente: la previsión para el gas se ve favorecida por una demanda amplia y la creciente disponibilidad de suministros a nivel mundial. La demanda mundial varía significativamente entre los distintos escenarios. Alcanza su punto máximo a mediados de la década de 2030 en Rapid y a mediados de la década de 2020 en Net Zero, y para 2050, resulta similar en términos generales a la de 2018 y alrededor de un tercio más baja, respectivamente en esos dos escenarios. En BAU, la demanda de gas aumenta a lo largo de los próximos 30 años llegando a ser alrededor de un tercio superior en 2050. El gas natural puede desempeñar potencialmente dos funciones importantes en una transición acelerada hacia un sistema energético con bajas emisiones de carbono: apoyar el abandono del carbón en las economías en desarrollo de rápido crecimiento en las que las energías renovables y otros combustibles no fósiles no pueden crecer con la suficiente rapidez como para sustituir al carbón y combinarse con la Captura, Almacenamiento y uso del carbono (CCUS) como fuente de energía con emisiones de carbono (casi) nulas. El gas combinado con CCUS representa entre el 8 y el 10% de la energía primaria para 2050 en Rapid y Net Zero.

La energía eólica y la energía solar lideran el rápido crecimiento de la energía renovable: las energías renovables son la fuente de energía de más rápido crecimiento en los próximos 30 años en todos los escenarios. La participación de energía primaria procedente de las renovables crece de alrededor del 5% en 2018 al 60% en 2050 en Net Zero, 45% en Rapid y 20% en BAU. La energía eólica y la solar dominan este crecimiento, apuntalado por las continuas caídas en los costes de desarrollo, disminuyendo en 2050 alrededor de un 30% y un 65% para la energía eólica y la solar respectivamente en Rapid y en un 35% y 70% en Net Zero. El crecimiento requiere una aceleración significativa en la construcción de capacidad renovable. En Rapid y Net Zero el aumento anual medio de la capacidad eólica y solar durante la primera mitad del período previsto en el Outlook es de alrededor de 350 GW y 550 GW respectivamente, en comparación con el promedio anual de alrededor de 60 GW desde 2000.

El mundo sigue electrificándose: la descarbonización del sistema energético hace que se electrifique una cantidad cada vez mayor del uso energético final. Para 2050 la participación de electricidad en el consumo final total aumenta de un poco más del 20% en 2018 al 34% en BAU, 45% en Rapid y más del 50% en Net Zero. El crecimiento de la generación electrica está dominado por la energía renovable, que representa todo el crecimiento en Rapid y Net Zero y alrededor de tres cuartas partes en BAU. El cambio en el mix de combustible, combinado con el creciente uso de CCUS, hace que las emisiones de carbono del sector eléctrico disminuyan en más de un 80% en Rapid, en comparación con sólo un 10% en BAU.

El hidrógeno y la bioenergía crecen: a medida que el sistema energético se descarboniza progresivamente, hay un papel cada vez más importante para el hidrógeno y la bioenergía. El uso del hidrógeno aumenta en la segunda mitad del período previsto en el Outlook en Rapid y Net Zero, particularmente en las actividades que son más difíciles o más costosas de electrificar.

Para 2050, el hidrógeno representa alrededor del 7% del consumo final de energía (excluyendo los usos no combustibles) en Rapid y el 16% en Net Zero. El alejamiento de los hidrocarburos tradicionales también conlleva que la bioenergía tenga un papel cada vez más importante, incluyendo: biocombustibles líquidos utilizados principalmente en el transporte; el biometano que puede sustituir al gas natural y la biomasa utilizada predominantemente en el sector eléctrico. Para 2050, la bioenergía representa alrededor del 7% de la energía primaria en Rapid y casi el 10% en Net Zero.

El mundo va por una senda insostenible: los escenarios muestran que para lograr una caída rápida (escenario Rapid) y sostenida de las emisiones de carbono es probable que se requiera una serie de medidas políticas, encabezadas por un aumento significativo de los precios del carbono. Es posible que estas políticas deban reforzarse aún más a través de la introducción de cambios en los comportamientos y preferencias de la sociedad. La demora de estas medidas políticas y de los cambios sociales puede aumentar considerablemente la magnitud del desafío y dar lugar a importantes costes económicos y dificultades adicionales. Los riesgos de esa demora se examinan también en un escenario adicional de Demora y Desorden (“Delayed and Disorderly scenario”) en el Outlook de este año.

Acceso al informe completo de BP Energy Outlook 2020